lunes, 21 de diciembre de 2009

La enfermedad de Charles Darwin



La misteriosa enfermedad que acompañó durante 50 años la vida de Charles Darwin, padre de la biología evolutiva, podría tener al fin un nombre y apellido. Para John Hayman, profesor asociado de la Universidad de Monash en Australia, se llama Síndrome de Vómitos Cíclicos.

Todo para el naturalista inglés comenzó días antes de que zarpara a bordo del mítico barco HMS Beagle. Corría el año 1831 y ya padecía de frecuentes episodios de palpitaciones y dolores en el tórax. En sus anotaciones, Darwin comentó que: “No consulté a ningún doctor, porque no quería arriesgarme a que alguien me bajara del viaje”.

En alta mar las cosas se pusieron un tanto peor, ya que sufrió crisis recurrentes de nauseas y vómitos que lo mantuvieron incapacitado durante días. La enfermedad continúo luego de su regreso a Inglaterra en 1836.

Mientras Darwin analizaba toda la información recolectada durante su travesía marina, un cortejo de síntomas crónicos y recurrentes tales como nauseas, vómitos, dolor abdominal, debilidad, palpitaciones y dolores de cabeza lo confinaban por el lapso de algunos días a un cómodo sofá. En algunos brotes, además se agregaba un eczema en la piel que en forma inexplicable aliviaba los síntomas.

Darwin no rehusó a conocer la opinión de los médicos de la época, sino que por el contrario buscó sin cesar una cura para su mal. En 1849 luego del fracaso con otros tratamientos indicados, decidió consultar al doctor James Gullys quien desde el condado de Worcestershire, en Inglaterra, proponía al agua fresca como cura para todo mal. Las cosas no mejoraron demasiado.

Según afirmó Hayman, en un artículo publicado en el último número de la revista British Medical Journal, a lo largo de los últimos años numerosas especulaciones giraron en torno a la salud del naturalista.

Para algunos médicos sólo se trato de un hipocondríaco. Mientras que otros, creyeron ver en Darwin a una persona que padecía Chagas, que estaba intoxicada con arsénico o con una enfermedad del oído conocida como Síndrome de Meniere. Los psicoanalistas en tanto consideraron que los síntomas respondían a ira reprimida contra su padre.

El síndrome de vómitos cíclicos afecta al 2 % de la población. Es frecuente de observar en niños pero también fueron reportados algunos casos en edades adultas. Consta de tres fases bien delimitadas: una fase inicial que incluye palpitaciones y sudoración, seguida de una fase con nauseas y vómitos y finalmente una fase de recuperación. El tratamiento generalmente apunta sólo a mejorar los sintomas.

Darwin murió a los 73 años por causas no relacionadas con este padecimiento. A 200 años de su nacimiento, el héroe de la selección natural al fin parece que tendría un diagnostico.

Imagen: Flickr

viernes, 27 de noviembre de 2009

Las nanopartículas de zinc dan la cara frente a las células tumorales



Los científicos algunas veces recrean luchas desiguales del tipo David contra Goliat. Una de ellas se refleja en un artículo publicado en el último número de la revista Nano Research, en el cual pequeñas partículas de Zinc, cien mil veces más finas que un pelo humano, lograron dar en la cabeza de células cancerosas de cerebro, mama y próstata sin ningún daño colateral.

Las partículas en cuestión fueron diseñadas por un grupo de investigadores de la Universidad de Bar-Ilan en Israel liderados por Stella Ostrovsky. Con un tamaño de alrededor de 60 nanómetros, los compuestos nanotecnológicos, arremetieron contra las células tumorales cultivadas en laboratorios y activaron su destrucción. Según determinaron los científicos, el éxito alcanzado se generó como consecuencia de la liberación, a partir del Zinc, de moléculas conocidas como radicales libres.

Sólo las células malignas, como por ejemplo las observadas en algunos tipos de tumores cerebrales denominados glioblastomas, o las de tumores de mama o próstata, fueron eficazmente atacadas. Las células normales se mantuvieron indemnes. Esta selectividad, cuyo mecanismo no está del todo aclarado permitiría, según opinan los expertos, sortear los efectos tóxicos vinculados a la quimioterapia convencional.

El artículo de los científicos israelíes no es el primero que aporta evidencias sobre el empleo de nanotecnología en el combate de células cancerígenas. Gracias a su tamaño minúsculo y la fácil llegada a sitios de difícil acceso en donde se presentan dificultades terapéuticas, las partículas nanotecnológicas recorren las diferentes fases de investigación y emergen como valiosas herramientas futuras de tratamiento.

Imagen: Flickr

domingo, 15 de noviembre de 2009

Los mosquitos Culex olfatean a sus presas



Los mosquitos del género Culex son responsables de la transmisión del virus del Oeste del Nilo en América del Norte. Su labor le permitió constituirse en los últimos años en los principales insectos generadores de enfermedad en Norteamérica y por ello son motivo frecuente de preocupación para las autoridades sanitarias de los países de la región. Un nuevo estudio de científicos estadounidenses, publicado en el mes de noviembre en la revista PNAS, acaba de certificar que los mosquitos, al igual que perros o tigres, olfatean a su presa gracias a determinados compuestos químicos presentes en las incautas víctimas.

A pesar de que no poseen el hocico cóncavo y las fosas nasales anchas de un perro pointer, según Zainulabeuddin Syed, investigador del departamento de entomología de la Universidad de California, las antenas con las cuales esta provisto el insecto cumplen con creces la estratégica función.

Las antenas contienen neuronas, con receptores olfatorios de extrema sensibilidad, que se encargan de captar moléculas químicas presentes en la piel y la respiración de humanos y diversos animales. Según los investigadores, el principal estímulo olfativo para el artrópodo se denomina nonanal.

Gracias al trabajo de los científicos se pudo concluir que el nonanal se encuentra presente tanto en el aroma de aves como en el hombre. Las aves cumplen el papel de reservorio del virus y desde ese depósito Culex lo transmite eficientemente a los individuos para así generar infección.

Los reportes epidemiológicos en parte reflejan la tarea de este incansable mosquito ya que desde su irrupción, en América del Norte en el año 1999, el virus ha sido responsable en Estados Unidos, Canadá, México y el Caribe de problemas de salud en humanos y en cientos de especies de aves.
Imagen: Flickr

domingo, 13 de septiembre de 2009

Las foraminíferas se gradúan en ingenieria química




Para las especies de amebas acuáticas, conocidas como foraminíferas, un caparazón de calcio resistente puede ser lo que determine su suerte, mientras flota a la deriva en el solitario mar. Según un artículo, publicado en el último número de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, la síntesis de esa estructura es facilitada por una jugada digna de un ingeniero químico: el organismo para formar su cubierta alcaliniza el agua circundante y desencadena la precipitación cálcica.

La superficie del mar esta sobresaturada de calcio, pero debido a que existen también concentraciones elevadas de magnesio, a las foraminíferas se les volvió un tanto ardua la tarea de precipitar dicho elemento. Los científicos del Instituto de Biogeociencia de Japón, liderados por Lennart Jan de Nooijer, lograron estudiar especies de foraminíferas por medio de técnicas de microscopia y llegaron a la conclusión de que el agua marina, luego de ser transportada en vesículas al interior, sufrió una elevación importante en su alcalinidad. Lo comentado determinó, según los investigadores, una marcada transformación de bicarbonato en carbonato con el consiguiente aumento en la precipitación del vital ion.

viernes, 28 de agosto de 2009

El Helicobacter Pylori nada en el estómago



Del germen Helicobacter Pylori ya se conocía que el cincuenta por ciento de la población mundial lo tenía en su estómago y que estaba involucrado en enfermedades tales como las úlceras gástricas y duodenales, sin embargo lo que los científicos norteamericanos recientemente acaban de revelar era una habilidad ignota del microorganismo: gracias su capacidad de disminuir la acidez reinante en el estómago disminuye la viscosidad de la barrera mucosa del órgano, conocida como mucina, para luego nadar libremente a través de dicha capa protectora, implantarse en la pared gástrica y causar lesión.

El investigador Jonathan Celli, de la Universidad de Boston, lideró un grupo de científicos que por medio de una serie de experimentos de laboratorio, en el que emplearon mucinas de cerdo y Helicobacteres, llegaron a conclusiones que fueron publicadas en el último número de la revista Proceedings of National Academy of Sciences.

Debido a los nuevos datos aportados por los investigadores, la concepción que atribuía al Helicobacter Pylori una fuerza hercúlea para vencer a manera de sacacorchos la resistencia del gel de mucina que recubre la pared del estómago queda refutada. Más que fuerza bruta, el germen pone en juego un mecanismo sesudo en el que por medio de la liberación de una enzima llamada ureasa desdobla la urea presente en el órgano para generar amoníaco y dióxido de carbono. El amoníaco revierte la acidez habitual del estómago y transforma a su interior en un medio alcalino que genera luego la posterior fluidificación del gel. La barrera adquiere características solubles y es fácilmente atravesada por el émulo del medallista olímpico de natación Michael Phelps.

Los científicos con los resultados obtenidos, no hacen otra cosa que jerarquizar aún más al rol de la ureasa como principal medio de supervivencia del germen en un ambiente extremo cómo el observado en el interior del estómago.

domingo, 23 de agosto de 2009

El amianto y las enfermedades del pulmón




El asbesto es desde hace tiempo considerado devastador para la salud, ya que frente a sus propiedades útiles desde el punto de vista industrial contrapone su gran toxicidad pulmonar debido a su inhalación que nuevamente quedó reflejada en un estudio realizado por científicos españoles.

Los investigadores liderados por Josep Tarres, médico de atención primaria y neumonólogo del municipio de Cerdanyola del Vallés en Barcelona, pudieron evaluar en forma retrospectiva mediante la revisión de historias clínicas el impacto generado por el amianto, en término de enfermedades respiratorias diagnosticadas entre 1970 y 2006, en 417.785 personas que residían alrededor de una fábrica de fibrocemento ubicada en la provincia de Barcelona entre las localidades de Cerdanyola y Ripollet.

Los resultados del trabajo de investigación, que fueron publicados en el último número de Archivos de Bronconeumonología, reflejaron que durante el período analizado se diagnosticaron 1107 casos de enfermedades en 559 pacientes. Es decir que algunos pacientes lamentablemente tuvieron no sólo una, sino que hasta tres enfermedades asociadas al amianto.

La fuente de exposición fue laboral en 400 pacientes (71,6%), por convivencia con algún trabajador en 61 (10,9%) y de tipo ambiental en 98 (17,5%). El número de casos nuevos anuales entre 2000 y 2006 registró una media de 9,5 pacientes por 100.000 habitantes para toda la zona, y de 35,5 para la ubicada próxima a la fábrica.

El amianto se asocia a enfermedades respiratorias que van desde un comportamiento benigno en donde por ejemplo se destacan el engrosamiento e inflamación de la membrana que recubre ambos pulmones conocida como pleura hasta trastornos malignos como el cáncer de pulmón y el cáncer de pleura o mesotelioma.

Las enfermedades generadas por el amianto pueden manifestarse con signos y síntomas clínicos luego de varios años de finalizada la exposición. Por ese motivo a pesar de que numerosas políticas destinadas a limitar su utilización han sido ya puestas en marcha, se espera que estas enfermedades incrementen el número de casos reportados en todo el mundo durante las próximas décadas

Imagen: Flickr

domingo, 9 de agosto de 2009

El ciclón tropical Gene modificó la salinidad y temperatura del océano circundante




El ciclón tropical “Gene” se originó en la isla de Futuna en las cercanías de Fidji el 27 de enero del 2008, a su paso causó lamentablemente destrozos y víctimas y además según recientes datos científicos modificaciones en las concentraciones de sal y temperatura del océano circundante.

La información, reflejada en un artículo publicado en el último número de la revista “American Journal of Environmental Sciences”, fue aportada por Shivneel Prasad y un grupo de colegas investigadores caza ciclones de la Universidad del Pacifico Sur en Fidji.

Los científicos pudieron, por medio de un instrumento útil en la observación marina conocido como Argo Float”, registrar el antes y el después en términos de temperatura y concentración salina de la columna de agua estudiada. El ciclón generó una caída de tres grados Celsius en la temperatura de las capas más superficiales del océano y un incremento en las concentraciones de sal.

Gene” adquirió la denominada categoría tres impulsado por ráfagas de viento que superaban los 170 kilómetros por hora y finalmente se extinguió el 4 de febrero al sur de Fidji. Durante su paso arrastró gran cantidad de energía térmica en dirección al polo sur. Según explican los científicos, los cambios en la salinidad y la temperatura registrados se deben fundamentalmente a corrientes de agua fría que desde la profundidad buscan reemplazar el caudal de agua que el ciclón hace diverger en la superficie.

Pero no todos se perjudicarían con ciclones tales como “Gene” ya que a mar revuelto ganancia de fitoplancton y sus eslabones de la cadena alimentaria parece decir el refrán. Es sabido que un aumento de la concentración salina en el agua incrementa la producción de quien es la principal fuente de alimento para las especies que habitan ese ecosistema. El fitoplancton genera, gracias a sus capacidades fotosintéticas, la mitad del oxígeno del planeta y además capta el dióxido de carbono responsable del efecto invernadero y en definitiva del cambio climático.

domingo, 2 de agosto de 2009

Los teléfonos móviles fragmentarían el ADN de los espermatozoides en pruebas de laboratorio




Un grupo de investigadores pudo determinar en un estudio in Vitro, es decir en probetas de laboratorio, que la exposición de los espermatozoides a las ondas electromagnéticas que liberan los teléfonos móviles genera alteraciones en la calidad del ácido desoxirribonucleico (ADN) de dichas células.

Los científicos australianos de la Universidad de Newcastle liderados por Geoffry N. De Iuliis publicaron los hallazgos el 31 de julio pasado en la revista científica "Plos One". El mecanismo causal de la pérdida de la vitalidad del ADN se debería su fragmentación por medio de la liberación de moléculas conocidas como radicales libres y por fenómenos de estrés oxidativo.

La infertilidad masculina es una condición que afecta a uno de veinte varones. En la mayoría de los casos el varón produce suficiente número de espermatozoides para lograr la fertilización pero existen defectos funcionales en las células que dificultan la concepción.

Estudios previos habían sugerido que las ondas electromagnéticas de radiofrecuencia alteraban la motilidad y el número de espermatozoides. A la luz de los nuevos hallazgos, con resultados controversiales en lo que respecta a la inocuidad de los teléfonos móviles, los autores sugieren nuevos estudios que puedan determinar la magnitud del problema en situaciones reales y cotidianas. Por lo pronto, recomiendan que los hombres en edad reproductiva no transporten los celulares por debajo del nivel de la cintura.

domingo, 19 de julio de 2009

Pinturas contra la enfermedad de Chagas




Una buena capa de pintura puede no sólo mejorar la apariencia de una casa sino que también podría cambiarles la vida a sus habitantes. Al lograr erradicar gracias a su poder insecticida la presencia de vinchucas, históricamentes vinculadas con la transmisión de la enfermedad de Chagas, bien darian una mano.

Ivana Amelotti y un grupo de científicos del Centro Regional de Investigaciones Científicas y Transferencia Tecnológica de La Rioja en la Republica Argentina (CRILAR) buscaron evaluar el efecto residual de pinturas insecticidas en la mortalidad de ninfas de vinchucas durante el período comprendido entre marzo del 2008 y abril del 2009. Los investigadores en un trabajo publicado en último número de “Parasites and vectors” colocaron dichas pinturas en tres materiales diferentes que son empleados frecuentemente en los ámbitos rurales para la construcción de los domicilios y los peridomicilios (corrales de animales domésticos y depósitos).

Porciones de madera, bloques de cemento y estructuras de adobe fueron inicialmente bañadas con dos tipos diferentes de pinturas que tenían la capacidad de liberar en forma lenta agentes organofosforados o piretroides. Luego esos materiales fueron expuestos a las condiciones climáticas habituales y a las nocivas ninfas. Los resultados observados fueron muy alentadores ya que incluso luego de doce meses de la aplicación de las pinturas aquellas que contenían organofosforados mataron al 98% de las ninfas mientras que las que liberaban piretroides dieron cuenta del 84% de las mismas.

Cabe recordar que los insecticidas que se emplean habitualmente en el rociado masivo del domicilio y el peridomicilio son efectivos en el control de la vinchuca que se aloja en la casa pero mucho menos efectivos para el control del peridomicilio. El efecto residual del veneno en este último contexto es escaso debido a su desnaturalización generada por los rayos ultravioletas, la porosidad de los materiales y la presencia de polvo que suele cubrir las superficies. De esta manera la reinfestación de los hogares por vinchucas que merodean en las cercanías es moneda corriente y un mal a combatir.

Según concluyen los científicos, las pinturas con piretroides evitarían las reinfestaciones de las viviendas y serían una buena opción para los peridomicilios. Aquellas que contienen organofosforados a pesar de haber sido muy efectivas requieren de estudios de bioseguridad antes de su implementación para así descartar potenciales toxicidades.

La enfermedad de Chagas es causada por un organismo denominado Trypanosoma cruzi y es transmitida por las vinchucas. Constituye un problema central de salud pública en toda Latinoamérica ya que se estima que miles de personas mueren cada año por problemas cardiacos, 10 millones están infectadas y alrededor de 100 millones corren riesgo de contraer la infección. Aunque la enfermedad es endémica de la región, la migración humana la transportó a otros lugares del planeta tales como los Estados Unidos y Europa.

En una patología negada asociada a la pobreza y que debido a la magra inversión pública y privada no cuenta con vacunas ni con tratamientos totalmente eficaces. Quizás una mano de pintura ayude también a llamar un poco más la atención.

jueves, 9 de julio de 2009

Las bacterias y los hongos viajan en jet




“Quizás no sea en primera clase pero al menos ya es un viaje”, pensaban las bacterias y los hongos mientras reposaban en los tanques de combustible JET A-1 en pleno vuelo internacional. Los polizones luego fueron detectados por científicos de la Universidad de Uyo en Nigeria y sus prontuarios publicados en la última versión online de “Bulletin of Enviromental Contamination Toxicology”.


Los investigadores liderados por A. Y. Itah pudieron identificar gérmenes con nombre y apellido tales como Bacillus subtillis, Bacillus megaterium, Flavobacterium oderatum, Pseudomonas aeruginosa, Bacillus cereus, Candida Albicans, Aspergillus fumigatus entre otros por medio de análisis microbiológicos.

Los científicos lograron inocular las bacterias reclutadas en combustibles estériles y determinaron que generaban su biodegradación ya que cuentan con la capacidad de utilizar al combustible como propia fuente de energía y carbono.

Los hallazgos aportados por los científicos llevan a considerar al deterioro de la calidad del combustible, daños en los motores y corrosión en los tanques de acumulación como fenómenos posibles en presencia de estos organismos pequeños y sugieren la implementación de monitoreos eficientes y rutinarios de los sistemas de almacenamiento de combustible.

lunes, 29 de junio de 2009

Detectan oseltamivir en los ríos de Japón



Al mismo tiempo que con el impulso de pandemias y caos el oseltamivir (Tamiflu) adquiere mayor protagonismo y emerge como una opción terapéutica contra virus que azotan al mundo, un grupo de científicos suecos y japoneses acaba de encontrarlo en el agua de la superficie de los ríos de Japón.

El hallazgo, que fue publicado en el último número de la revista Plos One gracias a un trabajo conjunto de investigadores de la Universidad de Umea y Kyoto liderados por Hanna Söderström, no resulta casual si se tiene en cuenta que Japón constituye el mayor consumidor mundial por cápita del fármaco. Se cree que solo en la temporada 2004-2005 entre 6 a 16 millones de japoneses recibieron prescripciones de oseltamivir para el tratamiento de la gripe común.

¿Como es posible que exista oseltamivir en el agua del los ríos que conforman el sistema del Rió Yodo en Kyoto y Osaka? La respuesta de los científicos es concreta: oseltamivir es ingerido como una pro-droga inactiva y convertido en el hígado en un derivado activo denominado carboxilato de oseltamivir que se elimina sin ser metabolizado por orina. Luego la droga resiste la acción de las plantas de tratamiento de desechos antes de llegar finalmente al río.

El haber determinado la presencia de oseltamivir en la superficie acuática según reflexionaron los científicos tendría importantes implicancias en la salud humana y en la del medio ambiente. El oseltamivir es el más importante de los escasos fármacos antivirales existentes para la prevención y tratamiento de la gripe y aunque los gobiernos ante los riesgos de una pandemia viral (Gripe A, Gripe estacionaria) han comenzado a acumularlo en sus estanterías, sus propiedades terapéuticas podrían verse limitadas por la aparición de virus resistentes al fármaco.

Es en este punto en donde empieza a jugar la ecología. La Influenza A es considerada una zoonosis, es decir la infección afecta en forma primordial a animales pero accidentalmente puede saltar al hombre. El virus tiene como reservorio habitual el tracto gastrointestinal de los patos chapoteadores que viven apaciblemente en las aguas de los ríos estudiados. Enfrentar al virus con dosis bajas de oseltamivir dejaría la puerta abierta a la emergencia de cepas virales resistentes que luego por algun mecanismo podrían llegar al ser humano. Por otro lado, el real significado biológico que tiene en el ecosistema el uso masivo de oseltamivir aun no ha sido del todo dilucidado y según comentaron los investigadores es cuenta pendiente para nuevos esfuerzos.

Estudiar a fondo la tríada epidemiológica y sus componentes (agente, huésped y medio ambiente) permitirá afrontar con menos sobresaltos las amenazas, con aspiraciones apocalípticas, que se tejen en el horizonte.

martes, 16 de junio de 2009

Las enfermedades raras buscan una mayor visibilidad



La fragata de las personas involucradas con las enfermedades raras, a pesar de no contar con el viento de la estadistica, navega con rumbo definido y espera llegar a buen puerto. Para lograr ese objetivo, sus tripulantes saben que deben sortear aún algunos de los obstáculos ampliamente debatidos en el marco de las IV Jornadas Nacionales de Enfermedades Raras que tuvieron lugar en la ciudad de Buenos Aires el 11 y 12 de junio pasado. La actividad fue ideada por la Fundación Geiser de Argentina, una organización no gubernamental (ONG) que brinda asistencia a pacientes.

Padecer una enfermedad más rara significa sufrir una patología, que dentro de las cinco mil a ocho mil descriptas, se suele dar con una frecuencia de por ejemplo uno en veinte mil personas en los Estados Unidos y cinco en diez mil personas en Europa. La baja distribución de las enfermedades en la población genera numerosas dificultades tales como: incorrecta información de los pacientes y los profesionales de salud, falta de desarrollo o implementación de métodos diagnósticos y de tratamiento además de un pobre rol del estado en materia de asistencia sanitaria y social.

“Si uno no esta preparado para ver, no ve”, reflexionó la doctora Virginia Llera, presidenta de la Fundación Geiser Argentina. El pobre conocimiento de las enfermedades raras en la comunidad en general y en el personal encargado de tratar sus problemas de salud determina altas tasas de diagnósticos erróneos y tardíos. Un diagnóstico de autismo puede por ejemplo enmascarar otras patologías menos difundidas tales como el Síndrome de Rett o el Síndrome de Sanfilippo.

El ochenta por ciento de las enfermedades raras tienen un origen genético definido. A pesar de que ha existido el desarrollo de algunos marcadores genéticos para diagnosticar las diversas enfermedades, aún quedan numerosos aspectos que cubrir en lo relacionado a su incorporación en la práctica médica diaria. Los métodos son costosos y generan poca rentabilidad para las industrias de desarrollo tecnológico lo que en definitiva hace dificultosa su implementación.

Los problemas vinculados al tratamiento de los pacientes parece ir en la mima sintonía ya que existen en la actualidad escasos estudios clínicos, desarrollados por la industria farmacéutica, que intenten generar nuevos fármacos para algunas de estas patologías. “Las pocas investigaciones provienen sólo de las universidades”, comentó el doctor Emilio Roldán, integrante de la Sociedad Latinoamericana de Investigación en Enfermedades Raras (SLADIMER) y agregó: “Hay que trabajar en cooperación global”.

Las opciones de tratamiento parecen venir de remedios que fueron diseñados y aprobados para otras enfermedades. Un ejemplo concreto es el beneficio que los pacientes con osteogénesis imperfecta, una enfermedad que se caracteriza por una fragilidad en la estructura de los huesos y fracturas ante mínimos traumatismos, obtienen al emplear a partir de edades tempranas bifosofonatos. Cabe aclarar que estos fármacos fueron diseñados inicialmente para el tratamiento de una enfermedad frecuente como lo es la osteoporosis.

Frente a la poca iniciativa privada, existe inacción por parte del estado quien no logra ser garante del acceso a un diagnóstico, tratamiento y asistencia social igualitaria. Las ONG involucradas en la problemática le reclaman una mayor participación en la construcción de políticas de salud y acción social que los incluya al mismo tiempo que aguardan por una ley que proteja sus derechos.

En marzo del 2010 se realizará, también en Buenos Aires, el Congreso Mundial de Enfermedades Raras, oportunidad que será propicia para continuar el debate planteado en estas jornadas nacionales. Quizás con ello se logre que la fragata sea aun más visible en la foto.

jueves, 11 de junio de 2009

Gracias a la genética, los médicos se anotarán en cursos de sastrería




La labor médica de los próximos años tendrá puntos de convergencia con el arte que realizan diariamente los sastres, ya que como si fueran trajes a medida, los médicos indicarán sus tratamientos según las características y necesidades individuales de sus pacientes.

El término acuñado para denominar este nuevo horizonte es el de medicina personalizada y propone una aproximación al paciente desde una perspectiva individual. Así pasan a tener aun mayor valor a la hora de decidir un tratamiento características de las personas tales como la edad, sexo, enfermedades coexistentes, además del aporte novedoso de la información obtenida a partir del estudio de los cromosomas y los genes que se involucran en las diversas enfermedades.

La medicina personalizada es una herencia del proyecto genoma humano. Si bien su aplicación en la práctica médica diaria es un tanto incipiente, con el correr del tiempo son numerosos los grupos de investigación que se dedicaron a su desarrollo, así como los artículos que se publicaron en las revistas médicas especializadas. Los desafíos se presentan actualmente por el lado de lograr adecuadas pautas de transferencia científico-tecnológicas que permitan absorber los costos del nuevo modelo.

Existen situaciones concretas en donde se emplean tratamientos personalizados: en pacientes con cáncer de pulmón o cáncer de mama la presencia o ausencia de genes específicos en las células del tumor puede modificar la elección de un tratamiento por parte del médico. Por ejemplo también es posible determinar la respuesta a fluoxetina, un remedio utilizado en el tratamiento de la depresión, por medio del estudio génetico.

La medicina personalizada, un legado de la biotecnologia, viene en definitiva a ponerse en la vereda del frente del modelo terapéutico imperante. Confronta con el paradigma de que un sólo tipo de remedio sirve para todos los pacientes y reivindica el viejo aforismo que dice que no existen enfermedades sino enfermos.

miércoles, 3 de junio de 2009

Lo que Ida dejó (o mejor dicho no se llevó)

Luego de 47 millones de años Ida decidió salir de su cráter y dar un paseo por Nueva York, su andar que cosechó elogios y críticas definitivamente no pasó desapercibido.
En La Gran Manzana decidió ingresar en el Museo Americano de Historia Natural, en donde el antropólogo noruego Jorn Hurum con quién había tenido un vínculo de dos años, frente a todas las cámaras le dijo que encontrarla había sido como encontrar el arca perdida. Michael Bloomberg, el alcalde neoyorquino, la consideró un avance sorprendente y le entregó las llaves de la ciudad. Para otras personas ubicadas en la sala su esqueleto no era ni mas ni menos que la octava maravilla.
Al salir del museo se cruzó con Jörg Habersetzer, un paleontólogo del Instituto Senckenberg de Frankfurt, quién le comentó que su presencia obligaría a los científicos a reescribir sus conocimientos sobre la evolución temprana de la especie de los primates.
En la calle cruzo a mirar una vidriera, en ella un televisor sintonizado en History Channel promocionaba un documental llamado “El Eslabón” que hablaría de ella en horario de máxima audiencia. También vio al divulgador sir David Attenborough comentar en el canal Sky News que el mismo Darwin se habría emocionado de haberla conocido, porque expresaba lo que el ser humano es y de dónde procede. Es evidente que se había convertido en una celebridad.
Con un poco de hambre, siguió su rumbo e ingreso a un restaurante en busca de frutas y semillas. Allí mientras comía, escuchó como un grupo de parroquianos estudiantes de diseño opinaban que Ida en realidad no existía y que no representaba nada para la humanidad. Le decían que era solo un conjunto restos fósiles sin ningún significado.
Un tanto cansada camino hacia su hotel y al pasar por un quiosco leyó un periódico que decía que las revistas Science y Nature preferían por el momento no opinar demasiado de ella, que apostaban al escepticismo y esperarían en definitiva el paso del impacto publicitario. Lejos de su yacimiento, era de noche y se durmió pensando en el vuelo que la llevaría a su próxima visita: la ciudad de Londres.

miércoles, 20 de mayo de 2009

El problema de nuestro tiempo es que el futuro ya no es lo que era

El cambio climático afectará negativamente en la salud de las personas y si no se generan políticas constituirá un problema central de salud pública, en un mundo en donde lamentablemente 10 millones de niños mueren cada año, 800 millones de personas se van a dormir con hambre cada noche y 1500 millones de personas no tienen acceso a agua potable.
Pero según opinaron los científicos de la Universidad de Londres, en un trabajo publicado en mayo en la revista Lancet, las cosas pueden ir siempre peor. La poesía de Paul Valery se refleja en la opinión de los científicos.
La temperatura del planeta está en paulatino ascenso, afectará en forma directamente proporcional a la salud y el golpe de calor y el agravamiento de enfermedades respiratorias y cardiovasculares serán frecuentes complicaciones atendidas en hospitales. También las infecciones transmitidas por insectos se verán facilitadas y según proyecciones alrededor de 260-320 millones de personas tendrán malaria en el año 2080. La prevalencia de dengue, infección por hantavirus y encefalitis también se incrementará al ritmo de la fiebre climática.
En el medio ambiente se generarán inundaciones que producirán un mayor número de enfermedades parasitarias y habrá menor disponibilidad de alimentos por lo que serán más frecuentes de observar casos de desnutrición en la población.
El impacto que tendrá el calentamiento global en la salud según dicen los expertos, en un mensaje casi apocalíptico, afectará con mayor dureza a las clases socioeconómicas bajas y profundizará la inequidad social. Los más afectados serán aquellos que tienen menores accesos a recursos y contribuyeron menos a que se desencadene esta situación.
El cambio climático es la mayor amenaza global en el siglo 21 y requiere de un abordaje inmediato multidisciplinario y multisectorial que logre coordinar la tarea de gobiernos, agencias, organizaciones no gubernamentales y unidades académicas. Si no se logra, es evidente que la realidad superará a la ficción.

sábado, 16 de mayo de 2009

Bienvenidos

Un blog más en la web. Espero generar un espacio en donde se divulguen y comenten noticias en el ámbito de la medicina y la ciencia en general. Intentaré que sea de utilidad para las personas que se interesan en ciencia y buscaré que este espacio no pase a engrosar la oxidada chatarra virtual.
Todas las opiniones son válidas y bienvenidas, siempre y cuando se formulen de un modo adecuado. Muchas Gracias. Fernando Fuentes